Saturday, October 21, 2017

Alberto Romo-Chavez Alro Export

Blog de Alberto Romo-Chávez Jr. sobre Comercio Exterior

Como exportar fácilmente a Estados Unidos

Para resolver el problema de por qué los países no aprovechan las exportaciones de sus productos. Establecemos los siguientes pasos:

Primeramente debemos categorizar los productos.

 La primera categoría, es la que integra el 100 % de insumos locales incluyendo mano de obra, ésta a su vez se dividen:

  1. Exportaciones de productos primarios o sea materias primas de origen animal, vegetal o mineral que solo contienen el valor agregado que representa su obtención o extracción, sin más trabajo adicional que implique una transformación industrial.
  2. Productos con un valor agregado en su concepción como en su transformación utilizando materias primas locales.

La Segunda, es la manufactura utilizando mano de obra local con materias primas extranjeras para su ensamble y transferidas para su consumo al exterior o ser exportadas como una parte o como producto terminado, estas empresas se les llama Maquiladoras, correcto sería referirnos a ellas como Ensambladoras.

Los productos con valor agregado son diseñados y fabricados en su gran mayoría por artesanos en diferentes estados del país.

En los últimos tiempos ha emergido una enorme cantidad de diseñadores de productos contemporáneos, algunos han incorporado diseños mexicanos a sus artículos que su principal atractivo es el que contienen usos específicos haciéndolos aún más atractivos entre ellos está “Pinada y Cobalin” firma de gran éxito.

Existe como es conocido un numeroso contingente de artesanos con productos que requieren una mínima adecuación para ser exportables.

Conociendo lo anterior el gobierno requiere además de invertir grandes recursos en diferentes talleres de diseño, deben complementarse con gente que tenga la habilidad de convertirlos en exportables, o sea se requiere de Merchandisers (Aquel, con suficiente experiencia en las necesidades de los mercados, canales y clientes)

Al darle solución al problema de adecuación de productos el siguiente paso sería el otorgar financiamientos a las órdenes de compra (en la producción) de los diferentes clientes extranjeros.

Esto se manejaría a través de una Carta de Crédito irrevocable, confirmada a la vista. El obtener una Carta de Crédito irrevocable, confirmada a la vista, es haber demostrado confiabilidad como futuro proveedor de la empresa extranjera.

La incongruencia que se presenta es cuando el cliente extranjero nos otorga una absoluta confianza. Y, sin embargo, la banca comercial o de desarrollo, en la mayoría de los países emergentes se comporta en sentido contrario; no respalda ni confía en el empresario local. 

Existan miles de empresas entre ellas cientos de PYMES que pueden tener un crecimiento inmediato si se les permitiera utilizar la Carta como aval especialmente para la parte de la producción.

El mecanismo para tener acceso a recursos utilizando la Carta de Crédito como aval puede fácilmente estructurarse algunos países orientales y sus Gobiernos lo han logrado con enorme éxito. Existen procedimientos fáciles de implementar, que pueden apoyar  lineamientos sencillos con un mínimo de riesgos; sólo se requiere de personas con la experiencia para su implementación. Los Gobiernos y Bancos promotores deberían localizar a estas personas que existen en el país para una solución integral a este añejo problema.

Alberto  Romo Chavez Jr